Home > Issues > Media Bias > Orgía de violencia femenina en las teocracias feministas occidentales

The Black Ribbon Campaign

Empowering Men:

fighting feminist lies

 

Orgía de violencia femenina en las teocracias feministas occidentales

© Peter Zohrab 2013

Traducción al castellano por: Gustavo Revilla Olave

Home Page Articles about Issues 1000 links
alt.mens-rights FAQ Sex, Lies & Feminism Quotations
Male-Friendly Lawyers, Psychologists & Paralegals Email us ! Site-map

 

Imagen aparecida en la cabecera central de la primera página del periódico The Dominion Post

(una imagen aparecida en la cabecera central de la primera página del periódico The Dominion Post, fin de semana del 9 al 10 de noviembre del 2013)

 

(Carta abierta para el Ministro de Radio y Teledifusión—ligeramente editada)

Le escribo para pedirle que haga algo en relación con la forma en que la radio y teledifusión (y otros medios de comunicación) sistemáticamente:

  1. Animan a las mujeres a ser violentas con los hombres;

  2. Ignoran la violencia ejercida por las mujeres sobre los hombres en sus noticias y temas de actualidad; y

  3. Se permiten orgías de odio contra los hombres basadas en sondeos discriminatorios y unilaterales.

 

Esta imagen de cabecera representa a una novia el día de su boda levantando un zapato por encima de la cabeza de su futuro marido, con el tacón preparado para golpearle en la cabeza, y la expresión de su rostro mostrando que está a punto de golpearle con él. Esta ilustración se refiere a un artículo que se muestra a favor de que las esposas discutan con sus maridos. En realidad, la imagen anima a las mujeres a ser violentas con los hombres, como una parte más del proceso de “argumentación”

De un modo similar, el 11 de abril del 2013, Rawdon Christie, en el programa “Breakfast” (desayuno) de la TV One (Televisión Uno), ¡apremiaba a las mujeres a abofetear a cualquier hombre que las preguntase si estaban embarazadas! ¡Y no fue despedido!

Y los cortos de los programas de ficción de la televisión a menudo muestran a mujeres golpeando a los hombres, a pesar de que el inverso sea extraño. Esto también ayuda a que la violencia ejercida por las mujeres parezca inocua, y así fomentarla.

Al mismo tiempo, los medios de comunicación han apoyado sistemáticamente la línea feminista que defiende que la violencia doméstica es de forma exclusiva o principal un fenómeno ejercido por los hombres sobre las mujeres. Todos los medios tratan a las organizaciones como los Refugios de Mujeres como si fuesen expertos en esta materia, o personas acreditadas sobre el tema, cuando en realidad se trata de un grupo de presión opaco y discriminatorio que no admite hombres en sus casas de acogida, a pesar de que si admiten en ellas a lesbianas violentas. Los medios de comunicación casi nunca solicitan comentarios procedentes de grupos afines con los derechos de los hombres cuando tratan sobre el tema de la violencia doméstica.

Los estudios (ver la bibliografía adjunta del profesor Fiebert sobre la investigación de la violencia doméstica en http://www.csulb.edu/~mfiebert/assault.htm) demuestran que las mujeres son tan violentas como los hombres, incluso en Nueva Zelanda, incluyendo el inicio de la violencia, e incluyendo la utilización de armas (¡como los tacones de aguja!)

(*McLeod, M. (1984). Women against men: An examination of domestic violence based on an analysis of official data and national victimization data. (Mujeres contra hombres: Un estudio sobre la violencia doméstica basado en un análisis de los datos oficiales y datos de victimización nacional) Revista Justice Quarterly, 1, 171-193. (A partir de un conjunto de datos de 6.200 casos de abuso conyugal cometidos en el área de Detroit entre 1978 y 1979 se concluyó que los hombres usaban armas en un 25% de las ocasiones, mientras que las asaltantes femeninas utilizaban armas en un 86% de las ocasiones, un 74% de los hombres resultaron heridos y de entre ellos un 84% requirieron de asistencia médica. Concluye en que las víctimas masculinas son heridas más a menudo y de forma más grave que las víctimas femeninas.) –tomado de http://www.csulb.edu/~mfiebert/assault.htm)

Las campañas de sensibilización referidas a la violencia doméstica siempre colocan al hombre en la posición del agresor, de esta forma se está animando exclusivamente a las mujeres a denunciar los malos tratos. Esto tiene como resultado unas estadísticas policiales que parecen demostrar que los hombres cometen más violencia contra las mujeres que el caso contrario, debido a que los hombres dudan de acudir a la policía para denunciar los casos de mujeres violentas. ¡Y mientras tanto, Nueva Zelanda parece estar llena de hombres con el cerebro totalmente lavado que van de un lado para otro llevando los lazos blancos*, expresando que se oponen a la violencia contra las mujeres!

Las normas de la radio y teledifusión no están orientadas a combatir este tipo de tendencioso y sistemático odio antivarón, así que ¿podría por favor plantearse su reforma, con el propósito de acabar con esta campaña violenta de odio misándrico? He hecho activismo político durante décadas para poner fin a estas discriminaciones, y me he encontrado con que la Autoridad de la Radio y Teledifusión así como el Consejo de Prensa** son en ambos casos bastiones feministas, los cuales de forma automática y rutinaria rechazan cualquier demanda antifeminista. ¿Quizás Ud. podría incluir a los medios impresos dentro del acta de las normas de la legislación de los medios de radio y teledifusión y abolir el sexista, misándrico Consejo de Prensa?

Ver La religión de TV3.

 

* Nota del traductor: Campaña del lazo blanco o White Ribbon Campaign, movimiento internacional que tiene como finalidad la lucha contra la violencia ejercida sobre las mujeres. Quienes utilizan el lazo blanco aceptan el compromiso de no permitir ni silenciar la violencia contra las mujeres. El movimiento se origino en Canadá en el año 1991, como respuesta al crimen cometido el 6 de diciembre de 1989 en una Escuela Politécnica de Ingeniería en Montreal, dónde un hombre armado asesinó a catorce chicas estudiantes de ingeniería, tras asaltar la facultad dónde se impartían las clases gritando ¡feministas!.

**N. del T: Consejo de Prensa, organismo independiente que estudia las quejas sobre la actuación de los medios para valorarlas desde un punto de vista deontológico, es decir, si se adecuan a los códigos éticos y morales que deben respetarse en determinadas profesiones.

 

FAQ

Webmaster

Peter Douglas Zohrab

Latest Update

1 August 2015

Top